Aperiri vivendum has in. Eu fabellas deseruisse mea, hinc solum tractatos vim ad, ut quem voluptua nam. Ei graeci oblique perci.

Contenido reciente

    Sorry, no posts matched your criteria.

Veganismo en embarazo · l

Veganismo en Embarazo · Parte l
Fuente: Asociación Civil U.N.A. – Unión de Nutricionistas de Argentina

AVAL

Una alimentación basada en plantas está avalada por los Organismos de Nutrición más reconocidos y respetados a nivel mundial. Hay evidencia científica disponible que indica que es beneficiosa en todas las etapas biológicas de la vida, incluyendo el embarazo. Sin embargo, debemos tomar ciertos recaudos, por lo que resulta esencial para la salud de la mamá y el bebé que estén asesorados debidamente por un profesional de la salud.

 

EVIDENCIA CIENTÍFICA

De hecho, quedó demostrado que no hay diferencias en el tiempo de duración del embarazo entre mujeres omnívoras y en aquellas que tienen una alimentación basada en plantas.n Las que tuvieron un correcto asesoramiento durante ese periodo tampoco obtuvieron diferencias notorias en el peso del recién nacido. Incluso se ha asociado esta alimentación en algunos casos a periodos de duración de lactancia mayores.

Las recomendaciones dietéticas para mujeres embarazadas son de hecho muy similares a las de otros adultos, pero con algunas consideraciones puntuales que vamos a ver más adelante: se requiere atención especial a las proteínas, calcio, hierro, zinc, yodo, vitamina B12 y ácidos grasos omega-3. Cubrirlas va a determinar no sólo el estado de salud general, sino también la calidad de la leche materna.

 

CUIDADOS

Peso: en base al peso de la persona gestante al momento de quedar embarazada, se determinará el total que se aconseja que aumente para mantener un estado saludable. Obviamente estos valores aumentan cuando se trata de embarazos múltiples.

Independientemente del tipo de alimentación, es importante mantener un aumento dentro de los parámetros determinados por el profesional. A mayor exceso, se corre el riesgo que el bebé nazca con peso más alto, lo que puede determinar que tenga un metabolismo más lento de por vida, y la posibilidad de enfermedades a futuro.

No sólo hay cambios en el peso y en la composición corporal (más grasa como reserva para la lactancia). También puede haber modificaciones a nivel gastrointestinal (acidez, reflujo, náuseas, constipación), hay un aumento del volumen plasmático que puede generar un hematocrito más bajo (anemia fisiológica del embarazo). Por último, es probable que los resultados de un análisis de sangre sean diferentes a los habituales.

 

Gracias:

@asociacioncivil.una

@nutricionnaturallm

@andreagomeznutricion

@hoyempiezonutricion

 

Post a Comment

Abrir el chat
¿Necesitás ayuda?
Hola :)
¿Cómo podemos ayudarte?